fbpx

El avance de la ciencia descubrió nuevas técnicas de neuromarketing. Esta disciplina es cada vez más importante dentro de empresas pequeñas, medianas y grandes. El objetivo final siempre es vender más y esto se logra a través de la anticipación de procesos cerebrales y comportamientos de los clientes a partir del uso de diferentes estrategias.

Si estás buscando nuevas formas para vender más, este post es ideal para vos (y lo podes complementar con este curso gratis de ventas). Prestáatención y empeza a ponerlas en práctica

Explotá la psicología de los colores

Si hay algo que no debe dejarse librado al azar es el color. No sólo del logo de tu empresa, sino también e que elegís para tu página web o E-commerce. Cada color despierta un sentimiento particular y una percepción diferente. Así que pensá muy bien que querés transmitir en base a tu objetivo.

Por ejemplo, el color amarillo en sus diferentes tonalidades estimula la transparencia y facilita la concentración. Por su parte, el azul es sinónimo de confianza y seguridad sobre la marca, mientras que el rojo está más destinado al rubro alimenticio ya que refleja lo urgente.

Activá automatismos cerebrales

Son elementos que empujan a una persona -sea consumidora o no- a tomar decisiones de forma automática, es decir sin pleno uso de la razón. Tené en cuenta que si viviéramos pensando constantemente sobre todas las decisiones que debemos tener en apenas un día sería imposible vivir. El cerebro usa estos atajos para ahorrar energía y es ahí donde entran en juego las técnicas de neuromarketing para sacarle el jugo.

Dentro de estos factores o estímulos existen algunas alternativas que se usen con mucha frecuencia. La urgencia es el más común: el Cyber Monday o viernes negro son los ejemplos más claros. Comprá ahora, porque esas ofertas y promociones no duran hasta mañana. Los resultados están a la vista: récords de ventas año tras año.

La oferta limitada es otro recurso muy utilizado. Por ejemplo, ediciones limitadas de un producto son buenas formas de aumentar ingresos. En este caso, el cerebro detecta que hay que comprar cuanto antes porque sinó se pierde la chance.

Siguiendo a la manada. Las personas tienden a hacer lo que hace la mayoría. No es casualidad que las empresas tengan un contador de ventas o logos de empresas que los eligieron. El cerebro detecta seguridad y ganas de seguir a los demás.

Por último, la exclusividad también importa. Sentirse parte del selecto grupo de clientes que reciben descuentos de última hora genera buenas sensaciones en el cerebro.

Testeá y compará

No hace falta que seas experto en analíticas o métricas. Simplemente probá con una gama de colores y diferentes automatismos cerebrales. Podés cambiarlos cada dos semanas y después comparar: el que más ventas genere, es el más efectivo y no puede faltar en tus técnicas de neuromarketing.

Aprendé a contar historias

Seguramente hayas escuchado hablar del storytellingo el arte de contar historias. La venta agresiva y directa al grano no es bien vista por muchos consumidores. Entonces es necesario aplicar otras técnicas de neuromarketing más sutiles a partir de las historias. A todo el mundo le guste entretenerse así que aprovecha para cautivarlos con una historia sobre tu producto o servicio, cómo nació tu empresa o lo que se te ocurra. Siempre y cuando tenga que ver con lo que ofreces el límite lo pones vos.

El Storytelling crea un nexo entre la empresa y sus clientes. Al acercar las distancias se genera una relación de confianza y una atmósfera que fomenta las compras mientras que fideliza a los clientes habituales.

Lo de afuera también importa

Invertir en el envase de un porducto es importante para atraer y cautivar. Apostá a mejorar el exterior del producto para aumentar la voluntad de compra de los clientes.

Repetí tus ideas principales

Repetir para convencer. Ya sea un lema sencillo que describa tu producto/servicio o la repetición de conceptos te ayudará a darle más fuerza al mensaje. Resaltá los aspectos más destacados para persuadir y convencer a potenciales clientes. El convencimiento parte de la repetición.

Menos es más

A contramano de lo que muchos creen, demasiadas opciones de compra marean al consumidor. Lo ideal es tener un abanico de productos/servicios variado, evitando aquellos que son muy similares entre sí. De lo contrario puede haber una parálisis en el comprador que no define su compra.

Curso de ventas online gratis
Abrir chat
1
Hola!🤚
Bienvenido!
Puedo ayudarte en algo?
Presiona el botón enviar para que podamos hablar por Whatsapp